YANET BRAVO PALLERO Sostenedora

El Colegio Leonardo Da Vinci de Arica, tiene como misión ofrecer Educación de Calidad Integral a sus estudiantes para trascender humana, y culturalmente; inculcando, valores humanistas y cristianos y formar personas pro-activas y emprendedoras que diseñen su propio proyecto de vida, que respondan a sus propios intereses y a los de la sociedad.

NUESTRA MISIÓN

Soñamos con un Colegio que ofrezca Educación de Excelencia con un equipo profesional y técnico idóneo que encanten la participación y el compromiso de alumnos/as, padres, apoderados. Un Establecimiento que forme y desarrolle personas con valores y principios humanos y cristianos que fortalezcan la dignidad, mejoren la calidad de vida de todos y cada uno de los integrantes de la Comunidad Educacional de acuerdo a las necesidades y requerimientos sociales del tiempo presente y futuro.

NUESTRA VISIÓN

Nuestra historia.

El Colegio Leonardo Da Vinci de Arica fue fundado el 12 de marzo del 2001 por el matrimonio compuesto por el Empresario Sr. Jorge Mollo Chong (Q.E.P.D.) año 2003 y la Profesora Sra. Yanet Bravo Pallero, quien ejerció la docencia durante 27 años. Ambos unieron esfuerzos humanos, materiales y financieros con el fin de hacer realidad el anhelado sueño de fundar un Colegio que estuviera al servicio de uno de los sectores más necesitados de la Ciudad de Arica.

La institución se encuentra ubicada en el Sector denominado “Los Industriales” en la periferia de la ciudad de Arica. En éste habitan familias de baja escolaridad y disminuidos ingresos económicos. Esta población se encuentra afectada por numerosos problemas comunes a los sectores más desposeídos de nuestra sociedad: elevado número de hijos, presencia de tráfico y consumo de drogas, cesantía, madres solteras, embarazo adolescente, violencia intrafamiliar etc. Al conjugarse todos estos problemas se hace muy difícil para estas familias romper el círculo de la pobreza que los aqueja. Una de las alternativas de movilidad social es a través de la educación de sus hijos e hijas, y término de estudios de los jóvenes adultos.

El nombre (los industriales) de las poblaciones circundantes al Colegio proviene de un antiguo y amplio territorio destinado a la instalación de empresas de diferentes rubros, proyecto que se intentó en la década de los 70, y que no se materializó en la magnitud proyectada. La única empresa de importancia que funcionó en el área fue la Minera PROMEL que procesaba metales pesados con alta concentración de plomo y boro, traídos desde Suecia. Entre las labores que desarrolló la citada empresa, estaba el relave de material en el mismo sector. Este proceso dejó cientos de toneladas de partículas contaminantes, las cuales fueron generando graves problemas de salud a todos los habitantes del sector.

Actualmente, esta situación ha disminuido, en parte, debido a la limpieza, traslado y sellado de los sitios contaminados por determinación de las autoridades de salud y principalmente, a las movilizaciones de las organizaciones de base del sector.